Depreciación a la Vista

Impacto en la Inversión

Peso colombiano es la segunda moneda más depreciada durante el último año

Riesgo Cambiario

El dólar cerró en su promedio máximo de septiembre con relación al peso en la jornada del miércoles

Desde que inició la guerra comercial entre Estados Unidos y China, a finales del primer trimestre del año anterior, las monedas emergentes han sido las principales castigadas.

La vulnerabilidad de estos mercados, especialmente los de América Latina, ante los choques externos ha llevado a que monedas como el peso argentino o la lira turca caigan de manera sorprendente en este periodo. Pero si se revisan las cifras del último año, el peso colombiano figura como protagonista de la devaluación.

El valor de retorno entre el peso local con relación al dólar ha caído 12,55%, superado solo por su par argentino que ha visto una depreciación de 33,02%.

En este mismo lapso, de septiembre 25 de 2018 al cierre del mercado de ayer, el dólar se ha encarecido 14,9% en el mercado local, un alza equivalente a $449,88.

Precisamente, en la jornada del miércoles el precio promedio de la moneda llegó a su máximo de septiembre, a $3.451,02; una ganancia de $12,36 frente a la Tasa Representativa del Mercado del día.

Pese a que este mes había sido uno de alivio en comparación con las alzas de agosto, una subida de $76,5 en una semana, desde que la Fed bajó sus tasas de interés, ha revertido la tendencia.

Los analistas señalan varios factores, en su mayoría externos, para que se genere el encarecimiento actual.

El principal, la reducción de tipos de la Reserva Federal y el discurso de su presidente, Jerome Powell, en el que resaltó que proyecta una economía estadounidense más fuerte en el corto plazo. Tras esto, el peso colombiano ha sido la segunda moneda que más ha caído frente al dólar en el mundo, con una pérdida de 2,4%, superada solo por el Leone de Sierra Leona (-3,7%).

Ahora, los factores inmediatos que pesan en el movimiento de la divisa en esta semana son “un menor optimismo de un acuerdo entre EE.UU. y China, sumado a la inestabilidad política estadounidense”, señaló Alfonso Esparza, analista de mercado para Latinoamérica de Oanda.

Donald Trump, presidente de EE.UU., es el epicentro de las razones mencionadas. En primer lugar, en la reunión de la ONU atacó a China señalándolo de ser un país que abusa de malas prácticas comerciales, en un momento en que se reanudarán las conversaciones entre ambos países. En segunda instancia, es el centro de las discusiones del país, luego de que miembros del partido demócrata anunciaran una investigación formal con el objetivo de destituirlo.

Para Juan David Ballén, director de investigaciones y estrategia de Casa de Bolsa, hay otros factores de la economía de EE.UU. que también generan nerviosismo en el mercado.

El analista explicó que “pese a que la economía de EE.UU. no es de las más afectadas, tampoco tiene buenos síntomas”, pues en días recientes la tasa de fondos federales, con la que se les presta a los bancos, “subió demasiado a un rango peligroso, porque lo que implica es que no hay liquidez o esta no es suficiente”. La situación, según el experto, es más alarmante si se tiene en cuenta que “son temas que no se veían desde la crisis de 2008”.

LOS CONTRASTES

ALFONSO ESPARZA
ANALISTA DE MERCADO PARA LATAM DE OANDA

“El menor optimismo de un acuerdo entre Estados Unidos y China, sumado a la inestabilidad política estadounidense limitan el avance del peso colombiano”.

JUAN DAVID BALLÉN
DIRECTOR DE INVESTIGACIONES CASA DE BOLSA

“Hay algunos datos clave que no se veían desde la crisis de 2008 y muestran que, pese a que la economía de EE.UU. está bien frente al resto, no está en su estado ideal”.

Pero no solo lo que pasa afuera afecta al peso colombiano. En cuanto a los motivos locales, se cuenta la incertidumbre por la demanda a la Ley de Financiamiento y un alza esperada del dólar para los últimos tres meses de año, una situación que se da de forma estacional, de acuerdo con el trader de divisas de Corficolombiana, José Luis Hernández.

Entre tanto, Felipe Campos, director de investigaciones económicas de Alianza Valores, explicó que otra de las causas está en que hace un año “el peso colombiano era una de las monedas más fuertes debido a los altos precios del petróleo”, por lo que el punto de partida es distinto al actual y “la moneda ahora siente el choque que estaban sintiendo sus pares”.

Para Esparza, la incertidumbre global hará que los inversionistas reduzcan posiciones en activos volátiles.

El crudo cayó más de 1% en la sesión

Los precios del petróleo cayeron más de 1% el miércoles, registrando un segundo día consecutivo de pérdidas luego de que los inventarios de crudo de EE.UU. subieran inesperadamente, y en medio de la preocupación de que la demanda pueda caer después de los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre las conversaciones comerciales con China. El barril de petróleo Brent perdió 1,06% hasta un precio de US$62,43, mientras que el crudo estadounidense de referencia WTI cayó 1,34% hasta US$56,5 por barril.

FUENTE: https://www.larepublica.co/finanzas/el-peso-colombiano-es-la-segunda-moneda-mas-depreciada-en-el-ultimo-ano-2913498

0 Comments

Leave a reply